Las Libertades

La verdadera existencia de un Estado de Derecho se evidencia en el reconocimiento de la libertad de los ciudadanos. De ahí que el fundamental artículo 9 de la Constitución no se limite a someter a los poderes públicos al Ordenamiento jurídico. Su párrafo segundo le exige reconocer, incentivar y hacer efectiva la libertad de los ciudadanos: “Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.
En congruencia con ello, la propia Constitución contempla diversas manifestaciones de la libertad a lo largo de su articulado:

  • La libertad religiosa y de culto (artículo 16, desarrollado pro la Ley Orgánica 7/1982, de 5 de julio, de libertad religiosa).
  • La libertad personal, consagrada en el artículo 17 , en virtud de la cual nadie puede estar sometido a detención preventiva por plazo superior a 72 horas sin ser puesto a disposición judicial. Ello se garantiza mediante el procedimiento denominado habeas corpus.
  • La libertad de fijación de residencia y de circulación por el territorio nacional, incluyendo la entrada y salida del país, en los términos que la ley establezca. (artículo 19 ).
  • La libertad ideológica y de expresión (artículos 16 y 20.1.a) ).
  • La libertad de producción y creación literaria, artística, científica y técnica. (artículo 20.1.b)).
  • La libertad de cátedra (artículo 20.1.c)).
  • La libertad informativa (artículo 20.1.d) ).
  • Las tradicionales libertades públicas, concretadas en el derecho de reunión y manifestación (artículo 21 ) y de asociación (artículo 22 ).
  • La libertad de enseñanza y de creación de centros docentes. (artículos 27.1 y 6)
  • La libertad de sindicación y de huelga (artículo 28 )

Todas las manifestaciones de la libertad que han sido objeto de reseña constituyen sin duda alguna derechos fundamentales derivados del principio general de la libertad. En nuestra Constitución, la libertad constituye uno de los principios inspiradores del Ordenamiento jurídico .

Compartir